30º aniversario del IVAM: València llena de arte

• Dos exposiciones principales, comisariadas por Sandra Moros y Sergio Rubira, conmemoran el aniversario del museo de arte moderno.


ANDREA FARNÓS | València.

En una España todavía precoz en democracia, los caminos del arte se van expandiendo por todas las regiones del país. La ciudad de València abría las puertas en 1989 del Institut Valencià d’ Art Modern (IVAM) a una sociedad valenciana ansiosa de difundir sus expresiones artísticas y disponer de un espacio en el que comunicar y promover la cultura de la zona. Las peticiones casi un siglo atrás de Joaquín Sorolla por instaurar en su ciudad natal un museo contemporáneo se hacían realidad, aunque gran parte de su legado permanece hoy en Madrid. El Levante disponía, al fin, de un espacio para el arte moderno. 

El museo, obra de los arquitectos Emilio Giménez y Carles Salvadores, dispone de dos centros principales para las exposiciones. El Centro Julio González; de carácter clásico y con capacidad para albergar hasta siete galerías, y la Sala de la Muralla; creada por restos de la antigua muralla medieval del siglo XIV de la ciudad de València. Este espacio está dedicado a las exposiciones fotográficas y de dibujo. Tras su apertura, el IVAM arriesgó con las vanguardias apenas explotadas en España de los 30 y los 40. Con el paso del tiempo, la esfera de arte internacional se ha hecho eco de la calidad del museo mediterráneo y hoy se consagra como uno de los mejores reflejos del arte moderno y contemporáneo del país (e incluso del ámbito europeo). Aun con esto, no todo ha sido un camino de rosas. La reducción de presupuesto destinado al mantenimiento y promoción del museo ha generado descontento en gran parte de la población valenciana. La adquisición de nuevas obras se convierte en una misión casi imposible sin recursos económicos. El IVAM es solo una víctima más de la falta de preocupación artística de nuestro país, pero quizá la conmemoración de su treinta aniversario consiga profundizar en el pensamiento colectivo respecto al arte y mejorarlo.

El fin del siglo XX y Caso de Estudio: 1989

José Miguel García Cortés, director del IVAM desde septiembre de 2014, continúa implicado con la ciudad de València y presenta con alegría la celebración de la treintena del museo. “El IVAM es posiblemente el proyecto cultural más importante y mejor construido que se ha llevado a cabo en la Generalitat”, afirma en el catálogo de la exposición El fin del siglo XX, en enero de 2019. Y es que este es el nombre de una de las exposiciones con las que se conmemora el 30º aniversario.

Inaugurada el pasado 24 de enero, junto con Caso de Estudio:1989, ambas exposiciones pretenden contar que ocurría en 1989, dentro y fuera del IVAM. La primera reúne casi 200 obras de 80 artistas de diversos países, todas relacionadas con acontecimientos relevantes ocurridos aquel año. “La exposición no se estructura por temas, sino como un discurso con ecos y resonancias más complejas», ha explicado la co-comisaria Sandra Moros para el diario Levante. Por su parte, el co-comisario Sergio Rubira afirma que se quiere “adelantar la idea de globalidad” gracias a la representación de conceptos como la multiculturalidad en la exposición. En definitiva, un repaso histórico de los artistas más reconocidos y olvidados de aquel año: representaciones de hitos como la caída del muro de Berlín o la crisis del sida quedan patentes en el recorrido artístico.

Caso de Estudio: 1989 se presenta como una explicación sobre las diferentes colecciones transcurridas en el IVAM. Desde su primera apertura de puertas hasta nuestros días. Los carteles de los primeros años, las obras más destacadas o recuerdos a Joaquín Sorolla, Gabriel Cualladó o Antonio Saura son algunos de los pilares de la exposición. Además, a partir de abril se llevarán acabo actividades, reuniones y charlas en torno a esta.

En definitiva, 2019 se presenta como la oportunidad para avivar la voz del museo como realmente se merece. No cabe duda de la magnífica labor de su director, García Cortés, por preservar y construir con la propagación de la cultura valenciana a pesar de los inconvenientes de los presupuestos. Es por ello que se recibe este treinta aniversario del IVAM como una puerta, una celebración y un orgullo levantino por todo lo el museo representa. Uno de los primeros espacios de arte moderno en España que este mes reivindica las necesidades del arte de la mano de Moros y Rubira.

 

© Fotografía: Antonio Marín Segovia

Deja un comentario