Una brillante Norma Ruíz pone a cero el «Contador del Amor» en el Nuevo Alcalá

· ROBERTO MACEDONIO | Madrid ·

«Ha llegado el momento de poner a cero nuestro contador del amor». Con estas palabras inicia Diana la obra, después de que Agustín, su marido, le haya sido infiel. El Contador del Amor es una historia de parejas, de engaños y desengaños. Protagonizada por la televisiva actriz Norma Ruíz en el papel de Diana, Nacho López como Agustín y David Mora encarnando a Claudio (quien completa un distorsionado triángulo amoroso difícil de cerrar). En el marco de no una, sino muchas infidelidades se sitúa el comienzo de la obra, que avanza a través de una venganza fría que Diana ha de tener sobre quien fuera su marido. Pero se trata de algo más que una vendetta al uso, se trata de salir airosa de la jugada y ser ella quien por una vez tome las riendas que les unen y las decisiones. Ha llegado la hora de que Diana sea fuerte.

     Premio Molière 2010, la comedia de Eric Assous , que está asentada en la sala dos del Teatro Nuevo Alcalá, está dirigida por César Lucendo y adaptada por Julián Quintanilla. Un texto que te hace reflexionar riendo. En el patio de butacas, a medida que ves avanzar esta trepidante historia de «amor», haces una retrospectiva por la forma de entender las relaciones de pareja. Se plantea una cuestión que te acompaña de principio a fin: ¿Es peor ser infiel con muchas personas que no significan nada, o con una que puede significar algo más que sexo?

teatro-madrid-contador-del-amor-0

     Norma Ruíz seduce sobre el escenario: «Diana es una mujer de hoy en día, me gusta porque se deja a la mujer en un pedestal muy alto», asegura en #Likes la que fue la mala malísima de Yo Soy Bea. Por fin una historia de relaciones de pareja donde la mujer acaba ocupando el sitio que se merece. Su brillante interpretación deslumbra junto a la de Nacho López. La pareja te permite meterte de lleno en la historia, haciéndote casi sentir ser uno más de su familia. Te entran ganas de apoyarles en la crisis que están atravesando, una crisis que servirá para cambiar sus vidas hacia el camino que se merecen. El espacio escénico, íntimo y sofisticado también te envuelve en la terraza de esta particular pareja. Claudio (David Mora) completa el triángulo, también con una muy cuidada interpretación que te da pie a empatizar con su difícil situación. Tres actorazos que dan vida a «la venganza amorosa más original jamás contada».

Deja una respuesta