La exposición Ricardo Martín recupera a un fotógrafo que marcó una época

En la sala Kubo-kutxa de San Sebastián, hasta el 22 de enero de 2017

La sala Kubo-kutxa de San Sebastián dedica al fotógrafo Ricardo Martín la cuarta exposición de la programación extraordinaria con motivo del año de la capitalidad europea de la Cultura. Compuesta por 98 imágenes en blanco y negro, la muestra recupera a un fotógrafo cuya obra es conocida, ya que fotografió la ciudad de San Sebastián en una de sus épocas doradas, pero que ha pasado inadvertido como autor. Comisariada por Juantxo Egaña, la exposición abrió sus puertas el 4 de noviembre y permanecerá abierta hasta el 22 de enero de 2017. Gracias a la colaboración de la Filmoteca Vasca se incluye la proyección de una pequeña película de los años 20, San Sebastián y Lasarte, que contextualiza y completa la exposición permitiendo ver los escenarios de Martín en movimiento.

     Ricardo Martín inició su carrera profesional en 1914, cuando las revistas gráficas estaban en su máximo auge. Instaló su estudio fotográfico en la calle Fuenterrabía de San Sebastián, inaugurado con posteridad, en abril de 1915, con el nombre de Photo-Carte.

      El fotógrafo y sus colaboradores recorrían día a día la playa y los lugares de referencia. Sus instantáneas daban cuenta de las últimas tendencias en la moda, mujeres posando con sus novedosos trajes de baño. No eran instantáneas casuales, buscaban la distinción en sus imágenes. La Avenida de la Libertad, el Paseo de la Concha y sobre todo la esquina del Hotel Londres y de Inglaterra, se convirtieron en sus escenarios.

      Ricardo Martín fue un “todo terreno”, acogido a una experimentación permanente. Era un reportero que dejó miles de testimonios, de retratos anónimos, de accidentes, de alegrías y tristezas. Martín transitaba por la ciudad, sus paseos, sus playas, las fiestas de sus barrios y también las dedicadas a los veraneantes.

 El Fondo Fotocar en la Fototeka

     En 1973 la antigua Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián adquirió los fondos fotográficos de Fotocar, originariamente Photo-Carte. La adquisición en los años 70 del fondo Foto Marín, junto con el de Fotocar, construyeron las bases de lo que ahora es la Fototeka de Kutxa Fundazioa, una colección fotográfica que reúne más de 40 fondos fotográficos con trabajos de unos 800 fotógrafos. Estos fondos son, en su mayoría, de carácter documental y abarcan un espacio temporal que va desde los orígenes de la fotografía hasta finales de la década de 1970 y están relacionados en su conjunto con el País Vasco y más concretamente con Gipuzkoa. Un millón y medio de imágenes que conforman uno de los archivos más interesantes del ámbito vasco.

 La exposición

      La exposición Ricardo Martín. Fotógrafo y espectador, no se desarrolla de manera cronológica sino temática, incidiendo en los temas y aspectos que hacen único a este autor. En el recorrido se pone de manifiesto cómo vio Ricardo Martín la sociedad convulsa que lo rodeó, la importancia de los observadores en sus fotografías, lo hipnótico de las masas de gente, el gentío que tanto le gustaba retratar. En un evocador texto, Lee Fontanella describe a Ricardo Martín, como ubicuo ya que pareciera estar en todos los acontecimientos acaecidos en esa época, moviéndose con naturalidad entre distintas clases sociales.

Deja un comentario