Un mes de Trump | Vicente Ramírez, profesor en EEUU: “Tengo esperanza en que se le reemplace”

     
· ROBERTO MACEDONIO | Madrid ·
12715426_940643099306060_7001009439922183975_nVicente Ramirez es un español que desde hace tres años vive en Estados Unidos. Allí ha residido en California y en Colorado, donde ahora es profesor de español en un instituto. Sin embargo, lleva visitando el país desde sus 18 años. Antes de trasladarse allí definitivamente, trabajó también como profesor en un instituto de Sanlúcar de Barrameda, municipio del que fue además concejal de igualdad. Con él analizamos un mes después de la llegada de Donald Trump a la presidencia de la primera potencia mundial, los efectos que esto está teniendo en la sociedad, y en los españoles que viven allí.
   
Pregunta: ¿Cómo vive un español en EEUU una de las elecciones más tensas del país?
Respuesta: Llevo trabajando y haciendo mi vida aquí desde hace casi tres años, he vivido en California y ahora en Colorado. Estas elecciones han ocupado todo el espacio informativo del país, todo el mundo se ha visto sobre expuesto a los acontecimientos con independencia del interés que a cada uno le generara. En mi caso, con un alto interés y seguimiento de la actualidad política, he atravesado todo tipo de fases; ilusión, rabia, estupor, decepción, esperanza…
 
P: ¿Hasta qué punto te involucraste en la campaña de Hillary Clinton?
R: Mucho, era una obligación moral. Desde el reparto de material informativo a la participación en vídeos de campaña, he estado muy involucrado. También he acudido a muchos actos a escuchar a líderes como Bernie Sanders o Bill Clinton para luego poder discutir ideas dentro de la comunidad en la que vivo, Colorado. Pero sobre todo en la calle, hablando con mucha gente, y apoyando las propuestas de la candidatura demócrata; más comprometida con las clases desfavorecidas. La mejora del salario mínimo, el sistema educativo, leyes de inmigración más solidarias o la defensa de un sistema de salud asequible para todos han sido clave en el argumento demócrata. Tengo la fortuna de convivir y trabajar con estadounidenses muy involucradas en movimientos sociales y políticos.
 
P: ¿Era Hillary Clinton una buena candidata para el Partido Demócrata? 
R: Hillary Clinton es una persona muy bien preparada para el trabajo, por su experiencia y por representar valores equilibrados. Con eso dicho, la mezcla de su perfil político y social no la convertían en una candidata idónea para representar la voz de la calle en este momento. Aun así ha ganado el voto popular, con más de dos millones con respecto a Trump, pero no será presidenta. Es frustrante.
 
ap_hillary_clinton_jt_151030_12x5_1600
P: ¿Por qué Hillary Clinton no ha ganado las elecciones?
R: En un momento de tanto hartazgo y desapego político, una candidata con un recorrido tan amplio, y no exento de polémicas, ahuyentaba a los nuevos votantes, al voto verde y a los crecientes sectores rebeldes. Muchos votantes de Trump le han votado bajo el argumento de “castigar al sistema”, lo cual me parece absurdo. ¿Acaso eso no supone un riesgo demasiado alto? Trump es un millonario ególatra y mentiroso sin ningún tipo de conocimiento o de contacto con los problemas del día a día de la clase media. Por el contrario ha ofendido abiertamente a casi todos los sectores sociales. El candidato republicano ha confirmado eso de que “cualquiera puede convertirse en Presidente de los Estados Unidos”, Trump no cumple ningún tipo de requisito intelectual o moral. Es el anti-modelo de la paz, las solidaridad, la igualdad, o la humildad.  
 
P: ¿En qué estás notando que vaya a cambiar tu vida con Donald Trump como presidente?
REs impredecible, pero confío que en poco. De momento cierta crispación social. Asociaciones por los derechos humanos están movilizándose a nivel local para planificar medidas de acción en el caso que Trump comience a cumplir sus amenazas en recortes de libertades, de derechos, de expresión, o su cacareada persecución a los inmigrantes. Tengo esperanza en que el sentido común, y las fuerzas progresistas de este país, que es mayoría, terminarán por reemplazar a Trump en menos de cuatro años. Y si se queda los cuatro años, que nos olvidemos pronto y se reconstruya el daño hecho lo antes posible.
 
P: ¿Tienes miedo del nuevo equipo de la Casa Blanca?
R: Los nombres que se están apuntando son alarmantes, y dejan entrever que Trump puede ir muy en serio en algunas de sus afirmaciones; se trata de perfiles muy radicalizados en la derecha clasista, racista y homofóbica. De nuevo, millonarios que nunca se han puesto nuestros mismos zapatos.
 white-hoyse
P: ¿Has sentido un cambio de actitud en el Donald Trump presidente frente al Trump candidato?
R: Parece que le estuvieran aconsejando formasmás comedidas de cara a sus apariciones públicas, pero ¿cómo podemos saber cuál es el verdadero Trump? Es demencial.
Trump es una persona que ni siquiera representa a quienes dice representar. Es una persona que ha demostrado estar bastante desequilibrada, y que su personalidad puede cambiar en cuestión de horas.
 
P: Michelle Obama jugó un papel muy importante como primera dama, ¿qué va a suponer tener a Melania Trump en su lugar?
R: Con todos mis respetos, permíteme que cuestione la idoneidad para que esa persona, Melania Trump, ocupe esa posición de carisma e influencia internacional. Una persona cuyos mayores méritos están relacionados con el superficial y ostentoso mundo de las pasarelas y las portadas de revistas del corazón, no debería pretender dedicarse ahora a representar a los Estados Unidos en cumbres de derechos humanos o visitar escuelas para hablar a los niños pobres de cómo superar sus retos. Es insultante. ¿Nos reímos o lloramos?… No se trata de juzgarla como persona, que tiene todos mis respetos, mucho más en su condición de mujer, sino de reconocer para lo que cada uno estamos preparados. ¿Podría un profesor, como yo, participar activamente, y con voto en la toma de decisiones, en una convención científica sobre la búsqueda de una vacuna contra el cáncer? No, simplemente porque es algo que desconozco por completo.
 
donald-trump
P: ¿Notas que hayan aumentado en el día a día los movimientos racistas o xenófobos?
R: Creo que esta situación, la de tener a un presidente que no es modelo de superación, ni de honestidad, ni de nada de nada, radicalizará las divisiones sociales e ideológicas que existen en Estados Unidos, sí.
 
P: ¿Te has sentido en algún momento rechazado por ser español?
R: Sinceramente no, en mi experiencia, España y los españoles son, en general, apreciados y bien recibidos. España parece gozar de una muy buena reputación en Estados Unidos, imagino que fruto del trabajo de las últimas décadas de relación política y atracción turística, pero las dos últimas legislaturas y los malos datos de empleo están perjudicando a esa reputación. Debemos impedirlo.
P: En España te has dedicado a la política… ¿qué relación diplomática debería mantener España con EEUU y su nuevo presidente?
R: Creo que debe ser cordial pero prudente en cuanto a Trump. Centrándose en el crecimiento y el intercambio cultural y social mutuo, como siempre ha sido, pero sin adherirse de ninguna forma a la figura de Trump. España debe seguir de la mano del pueblo estadounidense, y de espaldas a los valores que Trump predica.
 
P: Eres profesor, hace poco veíamos un vídeo donde niños americanos desplazaban a niños de procedencia latina en una escuela, ¿te has encontrado alguna situación parecida entre tus alumnos? ¿cómo han llevado ellos este proceso político que ha divido al país?
R: Sí, he escuchado algunos comentarios o actitudes discriminatorias, pero me niego a pensar que es la mayoría. Entre mis alumnos, muchos de ellos latinos, he escuchado opiniones de todo tipo, incluso defendiendo a Trump. Esa es la cara más triste y cruda del populismo, de la mentira; capaz de convencer a personas de clases desfavorecidas de que aplaudan a su propio verdugo.
Estados Unidos y su sociedad es verdaderamente fascinante en muchos sentidos. Yo conozco la belleza de su gente, de su bondad, de su generosidad, de su amabilidad, de su solidaridad, de su profesionalidad, de su capacidad de perseverancia o su inmensa creatividad. Nada de eso está representado en Trump. Trump no es Estados Unidos.
Hay mucha gente que piensa que de este “agujero” nacerá algo mucho más poderoso y positivo que lo que se conocía con anterioridad.
 
     

One Reply to “Un mes de Trump | Vicente Ramírez, profesor en EEUU: “Tengo esperanza en que se le reemplace””

  1. JOSE IGNACIO VILA MARTINEZ dice: Responder

    Muy buena entrevista.

Deja un comentario