‘Bruto o Neto’, una comedia sobre la precariedad laboral

ANDREA FARNÓS | Madrid

• Sala AZarte en Chueca. Dos actores, una puesta en escena sencilla y un público a escasos metros del escenario. Ingredientes suficientes para una comedia desternillante.


Bruto o Neto, co-guionizada por Rebeca Serrada y Diego Zúñiga y dirigida por Alberto F.Prados, pone a dos compañeros de trabajo en una situación delicada. Ambos personajes, quienes han estrechado una bonita amistad en la oficina, deberán enfrentarse para conseguir el deseado contrato indefinido en la agencia de youtubers DiTuber. ¿Cuánto podrán soportar Guiomar y Curro por unas condiciones laborales dignas?¿Estarán dispuestos a enfrentarse entre ellos para acceder al único puesto vacante que hay?

Cartel de Bruto o Neto. © Copyright: Bruto o Neto

A través de un impecable diálogo, viajamos por las vidas de los protagonistas: sus secretos, sus miedos, y el punto medio entre el obligado respeto y sincero odio hacia su jefa. Tampoco faltan las innumerables críticas a la precariedad laboral y los criterios de selección de personal a través del humor. Olalla Hernández (Guiomar)  y Jaime Reynolds (Curro) consiguen mantener al público activo durante toda la función. Y es que esta obra no es más que un reflejo de una juventud preparada que no deja de darse cabezazos con la realidad. La risa viene de la proximidad al día a día: la dificultad de acceder al trabajo de ensueño, los sueldos de risa y la presión de los jefes sobre sus empleados.

En definitiva, una excusa para burlarse de las dificultades laborales que más afectan a los jóvenes, un elenco más que satisfactorio y un guion que consigue estallar de la risa incluso a los que prometen ‘que las comedias de teatro no le suelen hacer gracia.’

Cuándo: Sábados de diciembre a las 21h

Dónde: Sala AZarte, Chueca

Duración: 70 minutos

¡Hazte con tus entradas!

Deja un comentario