CNN obligada a detener su emisión en Venezuela

· ROBERTO MACEDONIO · Madrid |

Desgraciadamente no es noticia que cualquier tipo de poder pretenda controlar un medio de comunicación. Ocurre constantemente, en todos los países. En los mejores – los menos – los medios cuentan con una mayor libertad. Pero siempre, por alguna razón u otra, su vinculación a gobiernos, partidos u organismos políticos es evidente (no hay más que ver su accionariado o las presiones a las que en muchas ocasiones son sometidos, de las que salen airosos, o no).

   El pasado miércoles el mundo de la comunicación volvía a sufrir, tristemente, uno de los mayores ataques a la libertad de prensa. En esta ocasión, el punto de mira se pone (una vez más) en Venezuela, donde los empobrecidos ciudadanos han dejado de tener acceso a una información de calidad, no sesgada. CNN en Español, la cadena del magnate Ted Turner, no emite en dicho país después de que el régimen de Maduro le retirara la licencia de actividad (como desde hacía años venía advirtiendo). Esto supone un profundo ataque contra la democracia, cada vez más cuestionable, del país latino.

Pasaportes en la Sombra

IMG_4011El canal CNN en Español mantendrá su señal en negro hasta que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones determine si puede o no recuperar la señal (a pesar de que a través de YouTube  sigue informando en español desde la sede central en Atlanta). La polémica se sirvió tras la publicación de un reportaje, Pasaportes en la Sombra, en el que la cadena cuestionaba la venta ilegal de pasaportes a posibles yihadistas por la embajada venezolana en Irak. Tras ser emitida esta investigación, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones decidió retirar la licencia de emisión ya que la empresa americana, asegura, contradijo la Ley Venezolana de Responsabilidad Social en Radio y Televisión. Este gesto inadmisible y antidemocrático por parte del gobierno de Maduro se apoya en que son contenidos «que constituyen una agresión directa contra la patria venezolana». Es curioso como además, justifican su ataque a la libertad alegando que CNN atenta «contra la paz y la estabilidad democrática».

    Se trata de un acto de censura en el más puro estilo dictatorial. Es importante saberlo, puesto que en ocasiones la opinión pública cree que el mundo ya se encuentra libre de este tipo de políticas que van camino de construir  una sociedad manipulada, ignorante y mal informada. Pero no, aún sigue habiendo países cuyos dirigentes ni si quiera se esfuerzan en disimular la manipulación informativa. El periodismo ha de unirse en contra de esta censura indiscriminada y tirana (que no ocurre solo en Venezuela). A pesar de todo, los profesionales de CNN (un medio que en su versión venezolana ya contaba con muchas carencias, continuarán informando. Porque en la sociedad de red parece que nadie puede callarnos.

Deja una respuesta