Esto ocurría cuando Dalí pisaba un plató de televisión

Salvador Dalí es considerado el máximo representante del surrealismo. Tanto es así que, incluso de manera póstuma, el genio de Figueras ha vivido situaciones surrealistas, como la exhumación que la pasada semana se realizaba de su cuerpo tras la denuncia de paternidad de una supuesta hija. Aunque principalmente sea considerado pintor, la realidad es que la creatividad explosiva del maestro de las artes plásticas se manifestó prácticamente en todos los campos del arte.

El legado de Dalí va desde la pintura hasta el cine, pasando por la literatura o la escultura. Era un artista en el más amplio sentido de la palabra. Y no solo eso, incluso hizo carrera de joven en el mundo del atletismo. Fue sin duda una de las personas que más aportó al arte en el siglo XX, aunque cuando en RTVE le preguntaban qué había dado él al arte, contestaba muy seguro que «absolutamente nada».

Su carácter carismático y surrealista, como su obra, le hicieron conquistar el mundo. Protagonizó las portadas de revistas y periódicos en infinidad de ocasiones, y también le gustaba dejarse ver por los programas de televisión, donde se desenvolvía a la perfección ante las cámaras. Su participación en el programa de la CBS What’s My Line es de las más recordadas.

En dicho quizshow, tres concursantes vendados de la alta sociedad americana habían de preguntar al invitado, en este caso Dalí, cuestiones de las que obtendrían un «sí» o un «no» por respuesta. El objetivo era adivinar a quién tenían enfrente. Pero Dalí no se lo pondría fácil, entre otras cosas porque a lo largo de su trayectoria artística se le resistieron muy pocas disciplinas, y esto parecía confundir a los participantes.

Deja una respuesta