La apuesta del Teatro Real y el Liceu por la danza

Vuelve la danza al Teatro Real de Madrid y al Gran Teatre del Liceu de Barcelona en una temporada en la que el público podrá disfrutar de las actuaciones de algunas de las compañías más prestigiosas del mundo. Gracias al apoyo de la Fundación LOEWE, el Ballet Nacional de España, el Royal Ballet de Londres o el Ballet del Gran Teatro de Ginebra, podrán verse en estas ciudades.

El Teatro Real acogerá en noviembre al Ballet Nacional de España que dirige Antonio Najarro con Sorolla, una coreografía que radica en el folclore español y que surge de la célebre obra Visión de España que el pintor valenciano hizo para la Hispanic Society; una obra colorista en la que el cuerpo de baile de la compañía asume el protagonismo. En abril, será la Dresden-Frankfurt Dance Company, que dirige Jacopo Godani, la que visite la capital. Cuatro piezas creadas por su director que ponen de manifiesto su lenguaje personal y exigente como coreógrafo; MetamorphersEchoes from a Restless Soul, Postgenoma y Moto Perpetuo muestran a un Godani que además de coreógrafo, también se implica como escenógrafo, iluminador o figurinista.

Finalmente, en el mes de julio, el emblemático Royal Ballet de Londres presentará su nueva producción de El lago de los cisnes. Partiendo de la versión tradicional de Marius Petipa y Lev Ivanov, y sobre la partitura de Piotr I. Tchaikovksy, los coreógrafos Frederick Ashton primero y Liam Scarlett después, han incorporado algunas partes bailadas que quedan intercaladas a lo largo de la obra.

Otro título conocido abre en noviembre la temporada de danza en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona: Romeo y Julieta será interpretado por el ballet del Gran Teatro de Ginebra, en versión de Joëlle Bouvier que convierte la conocida música de Prokofiev en una obra contemporánea; la Orquesta Sinfónica del Liceu, dirigida por Manuel Coves, acompañará a la danza.

Poco después, en diciembre, el Eifmann Ballet pondrá en escena Anna Karenina; una pieza de Boris Eifmann -uno de los coreógrafos más celebrados actualmente en Rusia- quien, a partir de Tchaikovsky y Tolstoi, ha creado una pieza narrativa que muchos consideran su obra maestra; Conrad van Alphen dirigirá a la orquesta titular del Teatro. Para finalizar la temporada, Les Ballets de Monte-Carlo vuelven en mayo a Barcelona con Le Songe, una coreografía de Jean-Christophe Maillot, director de la compañía, basada en Sueño de una noche de verano de William Shakespeare, usando un collage musical de distintos autores.

Deja un comentario