Los crímenes de Charles Manson que Tarantino llevará al cine

· ROBERTO MACEDONIO | Madrid ·

Artítulo recuperado | Fecha de publicación: 14/07/2017

Los crímenes de “la familia” de Charles Manson marcaron un terrible episodio en el sangriento libro de la historia estadounidense. Supusieron una tosca página de la década de los 60, marcando un punto y aparte en el movimiento hippie. Según informó The Hollywood Reporter, Quentin Tarantino llevará la vida de Manson a la gran pantalla.

La revista especializada asegura que el director de Pulp Fiction habría contactado con actores como Brad Pitt y Jennifer Lawrence para que den vida a los crímenes de la América más oscura, pero aún no existe acuerdo. Tarantino está en negociaciones con distintos estudios dispuestos a producir y distribuir la película, cuyo rodaje podría empezar en el verano de 2018.

Roman Polanski, uno de los afectados por los asesinatos de  Manson, no se ha pronunciado al respecto del filme. Sharon Tate, la actriz que fuera mujer del cineasta polaco, fue asesinada en estado de embarazo. Polanski rehízo su vida en Paris, donde reside actualmente y continúa dirigiendo sus 83 años.

Charles Manson en 1967

Charles Manson pasó gran parte de su juventud entre rejas por distintos delitos como proxenetismo, robo de vehículos o estafa. En 1967, de nuevo en libertad tras su segundo arresto, se trasladó a vivir a la casa de su amante, Mary Brunner. Pronto invitaría a residir con ellos a más chicas, todas menores de 24 años. La residencia de la joven Brunner acabó acogiendo a un total de 18 jóvenes.

El asesino se hizo rápido con un gran número de seguidores después de destacar en varias concentraciones del movimiento hippie como un gran gurú. Así se consolidó la “familia Manson”, aunque su verdadera familia la formó con Brunner, con la que tuvo un hijo, Valentine Michael.

Helter Skelter

A finales de 1968, el que acabaría siendo un grupo criminal, se estableció en el Valle de la Muerte, California; allí ocuparon dos ranchos. Fue entonces cuando Charles Manson aseguró que la canción Helter Skelter, de Los Beatles, ocultaba un mensaje: una guerra racial entre blancos y negros estaba por avecinarse. Desde entonces comenzarían a realizar un crimen tras otro con el fin de propiciar el enfrentamiento del que, según él, habló el grupo británico.

Manson sabía hasta donde debía implicarse en sus asesinatos, por eso eran los miembros del rancho quienes los cometían, convencidos de cuan bien estaban haciendo acabando con la vida de sus víctimas. A veces el cabecilla participaba en agresiones sádicas y violentas. Al músico Bobby Beausoleil, asesinado el 25 de julio de 1929, le cortó él mismo una oreja. Pero evitaba dar la estocada final.

Sharon Tate

El crimen más mediático fue el terrible asesinato de la actriz Sharon Tate, como digo, mujer del mencionado Roman Polanski. El director polaco estuvo en negociaciones con Charles Manson para producirle un disco, ya que el ahora asesino tuvo su época de músico underground. Las negociaciones no llegaron a nada, y Manson quería vengarle. El 9 de agosto de 1969, Ted Watson, Susan Atkins, Linda Kasabian y Patricia Krenwinkel; bajo las órdenes del que consideraban su gurú, se presentaron en la casa de Tate.

Aquella calurosa noche, la actriz, embarazada de ocho meses, estaba acompañada de tres amigos (Polanski se encontraba en Londres en el rodaje de una película). Todos murieron. “La familia” fue rápidamente desarticulada por las autoridades. Los principales miembros, implicados en sangrientos y atroces asesinatos fueron juzgados y detenidos. Charles Manson, que tiene hoy 82 años, cumple cadena perpetua (la pena de muerte ya estaba prohibida en el estado de California). Tex Watson está condenado de por vida por varios asesinatos, una vez en la cárcel  se convirtió al cristianismo y fundó su propia iglesia. Susan Atkins murió en prisión en 2009, nueve años antes pudo haber sido puesta en libertad pero la hermana de Sharon Tate se encargó de que no pasara. Patricia Krenwinkel continúa cumpliendo condena en la misma prisión donde estuvo Atkins. Linda Kasabian (la única que durante la fatal noche se mantuvo fuera de la casa al margen de lo que estaba ocurriendo) obtuvo inmunidad tras aportar pruebas en contra de Charles Manson. Así lo contaba Jesús Hermida en TVE.

Roman Polanski habló por primera vez en público del suceso 11 años después de que ocurriera, y lo hizo en exclusiva en una entrevista que concedió a TVE.  En ella habló de cuánto habría cambiado su vida de no haber perdido a su mujer. “Es más fácil hablar de ello 11 años después, pero viéndolo desde la distancia, se que no soy la misma persona, ni lo volveré a ser nunca más”, sentenció.

Deja un comentario