Martin Scorsese, premio Princesa de Asturias de las Artes 2018

Al director, guionista, realizador y productor se le ha reconocido por su amplia carrera en el “séptimo arte” y por su destacada renovación cinematográfica.


El jurado de los premios Princesa de Asturias ha querido galardonar este miércoles al cineasta neoyorquino Martin Scorsese en la categoría de arte. El director ha sido autor de grandes películas que pasaran a la historia del cine como Taxi Driver o Uno de los nuestros.

No es la primera vez que se ha otorgado este premio a un cineasta neoyorquino. Oviedo fue testigo en 2002 de la presencia de Woody Allen y en 2015 de la de Francis Ford Coppola, reconocidos también en la categoría de Arte. La Fundación Princesa de Asturias ha querido difundir las declaraciones de Martin Scorsese en las que afirmaba: “”Siempre he considerado como una bendición haber podido hacer las películas que he hecho, y contar las historias que he necesitado contar, con tan extraordinarios colaboradores. Haber sido reconocido y entendido es una bendición todavía mayor”.

A pesar de ser actualmente una de las figuras más reconocidas en el mundo del cine, Scorsese casi se decanta por el ámbito religioso. La atracción por la liturgia que observaba en las iglesias le hizo meterse a monaguillo. Con una amplia tradición católica en su familia, el cineasta se evadió de su faceta religiosa cuando se no fue aceptado en la universidad católica. Aun así, esta etapa de su vida se puede ver claramente en la introducción de la culpa y la rendición en sus obras.

El neoyorquino, aunque cuente con un gran recorrido en su carrera profesional, no ha sido reconocido por innumerables premios. Scorsese solo cuenta con un Oscar otorgado por la Academia en 2016 por la película Infiltrados a pesar de haber debutado en 1968 con ¿Quién llama a mi puerta? Además de haber trabajado en el mundo del cine, Scorsese también ha manifestado su gran afán por la música en múltiples documentales. Blues, George Harrison y No Direction Home son algunos de estos títulos que forman parte de la trayectoria del cineasta en este ámbito.

Martin Scorsese será recompensado por “”la labor de cultivo y perfeccionamiento de la cinematografía, el teatro, la danza, la música, la fotografía, la pintura, la escultura, la arquitectura y otras manifestaciones artísticas”. La Fundación Princesa de Asturias le otorgará una escultura diseñada por Joan Miró, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia. Sin duda alguna, Scorsese será un relevo magnífico para el sudafricano galardonado en 2017, William Kentridge, reconocido por sus dibujos, “collages”, esculturas y películas animadas.

Deja un comentario