Palacio de Neptuno: Cultura popular para todos los gustos

MARÍA BOYARIZO | Madrid

Con motivo de la Feria de Arte Contemporáneo ARCO, la ciudad de Madrid realizó entre el 23 de Febrero y el 26 una serie de exposiciones paralelas para impulsar el arte en la capital. El Palacio de Neptuno fue el espacio elegido para acoger la Urvanity New Contemporary Art Fair. 17 galerías de carácter nacional e internacional han sido las encargadas de permitir este primer encuentro. En este centro multiusos se expuso un amplio catálogo de obras de arte, entre las cuales podíamos encontrar  artistas internacionales como el famoso graffitero Bansky.

      A pesar de ser el primer año de esta alternativa a la feria de referencia ARCO, supieron captar al público introduciendo aspectos de la cultura urbana, como los graffitis, y el arte más callejero de la civilización contemporánea. Aunque la intención de los organizadores fuese la de hacer llegar al público las obras de artistas de hoy en día,  también podemos encontrar una visión hacia el futuro. El dato más a destacar es el enfoque que se da a esta nueva modernidad desde un punto de vista popular, introduciendo situaciones y espacios cotidianos.

16997677_1746005355411437_686879698830175059_n

      Los espectadores que asistieron a esta convención eran, ante todo, un conjunto interesado en las nuevas tendencias. No se podría destacar un paralelismo entre la juventud y el arte moderno: es un hecho de interés e identificación, no una categoría. Ante todo, se quiso mostrar a los asistentes que todos los artistas que conformaron la feria comenzaron a desarrollar su talento en el espacio en el que todo sucede, en la calle.

        Esta nueva apuesta también quería incorporar un dinamismo entre los artistas y sus obras pudiendo asistir a conferencias ofrecidas por ellos mismos a la entrada de la sala. Podíamos observar a gente bebiendo cerveza mientras se nutría de ideas ofrecidas por los autores que iban a ver a continuación. Aunque el arte mayoritariamente da pie a una interpretación propia, muchas veces no está de más tener una base sobre lo que uno va a apreciar a través de las inspiraciones de los artistas.

     Al entrar en la sala principal ya se podía observar una explosión de texturas y colores que te transportaban a un mundo urbano y lleno de vitalidad. El orden de la visita no estaba impuesto, por lo que podías ir de un lado a otro apreciando lo que más te llamase la atención en ese momento. Entre los protagonistas de esta nueva vivencia podíamos encontrar a algunos autores ya consagrados del movimiento contemporáneo como el antes mencionado Bansky, Jef Aerosol, Miss Van y BrunoPontiroli.

17098729_1746005352078104_7583660511113653814_n

        La vista se le iba a uno de un lado a otro. Mientras que en un extremo podías encontrar collages de fotos que simulaban el rostro de un ser humano acompañado de distintos elementos, en el otro podías ver un espejo iluminado por luces led. Sin duda alguna hubo un espacio en el que la gente llegaba con admiración y cercanía a su vez. Bansky fue el artista más importante de toda la feria gracias a la galería  Vroom&Varossieau. Esto no contrarrestaba la importancia de otros autores como Enric Sant, que supo darle un toque totalmente paranormal al cuerpo humano, todo debido a las formas plasmadas en sus óleos.

        El toque más significativo de esta feria fue saber mezclar perfectamente todos los registros encontrados en el arte. No solo era una galería de pintura, también podíamos encontrar esculturas, fotografías… todas ellas en figuras a veces hasta imposibles de imaginar. La esencia de todo era eso: transformar algo popular para todo en algo simple, pero inimaginable a la vez. El cómic también tuvo su papel en esta exposición con frases que daban potencia al dibujo, como la obra de D*Face acompañada de la oración “You’re dead to me”.

       Sin duda alguna, esta feria fue una gran experiencia para poder disfrutar de unos días en los que el arte ha eclipsado la capital a un precio muy asequible. Esperamos que gracias a estas apuestas los más jóvenes puedan palpar el mundo artístico que nos rodea, e incluso llegar a sumergirse en él, motivados por la carrera de otros artistas emergentes.

Deja un comentario