‘1898 los últimos de Filipinas’, ‘Abracadabra’ y ‘Verano de 1993’ preseleccionadas para los Premios Oscar

A las 11 de la mañana de hoy, en la sede de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, se ha dado a conocer la selección de los tres filmes que optarán a representar a España en la próxima edición de los Oscar, la número 90. Yvonne Blake, presidenta de la Academia, ha realizado la lectura de las películas preseleccionadas acompañada por la notaria Eva Sanz del Real. No será sino hasta el próximo 7 de septiembre cuando se confirmará cuál de las tres cintas representará definitivamente a España en los Óscar.


1898 los últimos de Filipinas

Dirigida por Salvador Calvo, 1898 los últimos de Filipinas se sitúa en el siglo XIX, en la colonia española de Filipinas. Allí se encuentra un destacamento español sitiado por insurrectos filipinos revolucionarios, durante 337 días. Los últimos días de Filipinas antes de que, tras la guerra, España cediera definitivamente el territorio a los Estados Unidos será el episodio histórico que la Academia ha querido preseleccionar para los Óscar. Una película protagonizada por Luis Tosar, Álvaro Cervantes, Javier Gutiérrez, Karra Elejalde y Carlos Hipólito a la que la crítica abaló desde el primer momento. De ella, Carlos Boyero escribió en El País: «Tiene factura de buen cine (…) Un guion complejo y trabajado, con algunos diálogos inquietantes (…) bien producida, escrita, interpretada y contada. (…) es un producto muy digno, incluso modélico.» En la pasada edición de los Premios Goya contó con nueve nominaciones, de las cuales resultó ganadora de la categoría de Mejor Vestuario.


Abracadabra

Es la cuarta película del director Pablo Bergel, que en 2012 se consagró como el gran cineasta que es tras su reconocida película Blancanieves. En Abracadabra, una cinta escrita por él mismo, se ponen bajo sus indicaciones actores como Maribel Verdú, Antonio de la Torre, José Mota, Josep Maria Pou y Quim Gutiérrez. Este elenco de primera, da vida a la historia de Carmen (Maribel Verdú), una humilde limpiadora de Carabanchel que descubre que su marido (De la Torre) está poseído por un espíritu. De esta surrealista situación parte Abracadabra, una película que «no quiere cínicos, sino creyentes en la magia, en el espectáculo y en dejarse llevar en el viaje», según escribía para Cinemanía Irene Crespo. Hemos de esperar para saber si irá o no a Hollywood, y en tal caso, veremos si los académicos americanos se dejan llevar o no en el mágico viaje que nos brinda Pablo Bergel. Actualmente se encuentra en cartelera.


Verano de 1993

Se trata de la ópera prima de la realizadora catalana Carla Simón. Era el título que más sonaba para representarnos en los Oscar, después de haber pasado por el Festival de Berlín, donde se llevó el premio a la Mejor Ópera Prima. No es el único reconocimiento que acumula la directora nobel, cuya primera película ha sido también laureada con la Biznaga de oro en el Festival de Málaga. Quizá en la estantería de Simón se incorpore pronto un Premio Oscar. En cualquier caso, Carla es la prueba de una nueva generación de cineastas españoles que vienen pisando fuerte. En su película semiautobiográfica, nos cuenta la historia de Frida, una niña que, a los 6 años, debe afrontar la muerte de sus padres. Un viaje por la aceptación de las pérdidas y los duelos en los más pequeños, quienes, como Frida o como la propia Carla hizo en su día, deben adaptarse al nuevo entorno que se les presenta.

 

Deja una respuesta