«Drawing on a Revolution» es la nueva exposición de Marcel Dzama en La Casa Encendida

La Casa Encendida de Fundación Montemadrid presenta la exposición Drawing on a Revolution (Dibujando una revolución) de Marcel Dzama (Winnipeg, Canadá, 1974). Aunque el artista canadiense se ha dado a conocer principalmente por ser un prolífico dibujante, en los últimos años ha ampliado su ámbito de trabajo a la escultura, la pintura, el cine y los dioramas. La exposición propone una inmersión en todo su universo a través de tres salas diferenciadas según las distintas técnicas utilizadas y en las que se muestra desde sus primeras obras a las realizadas en los últimos años.

La Sala A está dedicada al dibujo. En ella se encuentran desde sus primeras obras, en las que utiliza su famosa gama de colores apagados, ocres y verdes, hasta los más recientes, centrados en la temática de la revolución. De esta última etapa son representativas, entre otras, las obras Revolution (2016), La révolution sera fémenine (2017) o Political to Poetical (2017).

La Casa Encendida. Marcel Dzama: Here I can breathe my soul into the air

Esta sala expone también un mural que el artista ha realizado específicamente para la exposición y en el que plasma gran parte de su imaginario. Además, muestra algunos de los muchos bocetos de los diseños de vestuario que Marcel Dzama realizó en 2016 junto al coreógrafo Justin Peck para el Ballet de Nueva York e incluye los dibujos preparatorios del vídeo Une danse des bouffons (or A jester’s dance).

La Casa Encendida. Marcel Dzama: Turning Into Puppets Two

Son dibujos realizados en tinta y acuarela y poblados por oscuras criaturas que parecen salir de un mundo muy particular. Muchos de sus personajes reflejan cierta estética de los años 20 entremezclada con un sentido erótico y aires de cabaret, donde lo sexual, lo violento y el sentido dadaísta invaden las secuencias.

Muchas de estas composiciones están dibujadas sobre papel de pianola que cuenta con unas pequeñas perforaciones que abren la posibilidad de que suene una canción al ser depositadas sobre un piano mecánico. Además, las obras están repletas de textos escritos a lápiz, algunos de ellos en español, como es el caso de Enterrar y callar, Resist o La revolución va a ser femenina. De nuevo aparece en ellos lo teatral, lo carnavalesco y lo bélico que se entremezcla con lo mitológico en una visión que no excluye el humor y la violencia.

Esta sala también expone cuatro dioramas donde el artista recrea gran parte de sus personajes, trasladando así el plano del dibujo al volumen. La sala B está dedicada a las propuestas escultóricas, en las que se repiten muchas de las temáticas que caracterizan su obra. Las paredes de este espacio están recubiertas por la pieza The cast and crew of the old revolutions (2017), un papel continuo que muestra los bocetos de algunos diseños de vestuario y a distintos personajes de muchos de sus films y dibujos.

En ella también se encuentra la instalación Death Disco Dance (2011), un vídeo expuesto a través de varios monitores en los que se recrea un ballet con algunos de los personajes que aparecen en sus dibujos. Por su parte, la gran obra Merry go round #2 (2011) se compone de marionetas realizadas en aluminio y recuerda al Ballet Triádico que el artista alemán Oskar Schlemmer realizó en 1922.

Deja una respuesta