Monica Bellucci recoge hoy el Premio Donostia del Festival de San Sebastián

Hoy la actriz Monica Bellucci recibe el Premio Donostia en el Festival de San Sebastián, un reconocimiento que este año ha sido otorgado también a Ricardo Darín y Agnès Bardá, a quienes se lo entregaron los días 23 y 24 respectivamente.

En su recorrido como intérprete durante más de 25 años, Bellucci ha trabajado con algunos de los cineastas referentes tanto en Europa como en Estados Unidos, entre ellos Francis Ford Coppola, Gaspar Noé, las hermanas Wachowski, Mel Gibson, Terry Gilliam, Spike Lee, Paolo Virzì, Philippe Garrel, Sam Mendes o Emir Kusturika. Agnès Varda, por su parte, es una leyenda del cine europeo, cuya carrera ha sido reconocida con los premios más importantes de Cannes, Berlín, Venecia, Locarno y la Academia de cine francesa.

Después de pasar por la escuela de Derecho y de una carrera como modelo para los más importantes diseñadores de moda, tomó clases de interpretación e inició su carrera como actriz en 1990 con Vita coi Fligi, dirigida por Dino Risi. En 1991 consiguió su primer papel en una película importante en La riffa, de Francesco Laudadio. Un año después, Francis Ford Coppola se fijó en ella, e hizo una de sus primeras apariciones en su película Dracula (Drácula de Bram Stoker), en la que interpretaba a una de las mujeres del vampiro.

Tras de varios papeles en Italia, Monica Bellucci se trasladó a Francia y se hizo conocida en 1996 por su papel de Lisa en L’Appartement (Flash-Back [El Apartamento]), dirigida por Gilles Mimouni, por la que fue nominada al premio a la Mejor Actriz Joven en los Césars de 1997. A finales de los 90 y principios de 2000 protagonizó varias producciones importantes en Francia, en las que ofreció interpretaciones particularmente memorables, entre las que se incluyen la de Nathalie en Dobermann (1997), dirigida por Jan Kounen, la de Cleopatra en Asterix & Obelix: Mission Cleopatra (Astérix y Obélix: Misión Cleopatra), y la de Alex en la controvertida Irreversible (2002), de Gaspar Noé, un film en el que compartía protagonismo con Vincent Cassel y Albert Dupontel.

Al tiempo que desarrollaba su carrera en Francia, Monica Bellucci, que habla italiano, francés e inglés, continuó con su carrera internacional. En Estados Unidos trabajó, entre otros, para Stephen Hopkins en Under Suspicion (Bajo sospecha, 2000), para Antoine Fuqua en Tears of the Sun (Lágrimas del sol, 2003) y para las hermanas Wachowski en la popular saga Matrix (Matrix Reloaded y Matrix Revolutions, 2003). En 2004 Mel Gibson la dirigió en su papel de María Magdalena en The Passion of the Christ (La pasión de Cristo).

En los años siguientes participó en más de veinte producciones alrededor del mundo y colaboró con cineastas de primera fila, como Bertrand Blier, Gabriele Muccino, Terry Gilliam, Spike Lee, Paolo Virzì, Rebecca Miller, Alain Corneau, Marina de Van, Philippe Garrel y muchos otros. En 2014 interpretó el personaje de Milly Catena en Le meraviglie (El país de las maravillas), de Alice Rohrwacher, que fue aclamada en el Festival de Cannes, donde ganó el Gran Premio del Jurado.

En 2015 fue chica Bond junto al actor inglés Daniel Craig en el nuevo film de James Bond, Spectre, dirigido por Sam Mendes. El año pasado participó en la serie de televisión norteamericana Mozart in the Jungle, con Gael García Bernal como compañero de reparto. En 2017 la hemos visto en una aparición especial en la serie de David Lynch Twin Peaks y fue la bella novia de Emir Kusturica en su película On the Milky Road (En la vía láctea).

Deja una respuesta